miércoles, 8 de diciembre de 2010

Mantiene movilizada la Alcaldía de Ureña la maquinaria pesada para restablecer normalidad del tránsito











( La Nación Dic-8-2010 )

Ureña.- De manera parcial fue restablecido el lunes en la noche el paso de vehículos por la vía Ureña-El Vallado-Colón, la cual se vio afectada por fallas de borde y deslizamientos de tierra, que desde el pasado sábado bloquearon por completo el tráfico automotor, dejando sin combustible la mayoría de las estaciones del eje fronterizo.

Ante la emergencia registrada, la alcaldía del municipio Pedro María Ureña contrató cuatro máquinas, que desde el mismo sábado trabajan en los tramos dañados, labores que permitieron abrir, aunque a riesgo, el tránsito de vehículos que va desde la frontera hacia la zona norte del Táchira y Sur del Lago de Maracaibo, o viceversa.

Los problemas más graves son dos fallas de borde y varios derrumbes que se presentan en los sectores La Lajita y Rosa Blanca, comprendidos entre La Rinconada y el punto de control El Vallado, de la Guardia Nacional.

Las máquinas ya removieron el derrumbe más grande y ahora trabajan en la ampliación de la calzada, en uno de los tramos afectados por fallas de borde. Lo hacen hacia la peña, ya que casi la totalidad de la vía colapsó por la falla de borde.

El lunes en la noche se permitió el paso de vehículos, y este martes en la mañana fue cerrado para que las máquinas continuaran con los trabajas. A las 6:00 de la tarde del martes se tenía previsto abrir el paso, hasta este miércoles en la mañana.
El alcalde de Ureña, Nelson Becerra, quien se encontraba en la zona supervisando los trabajos, estimó que el tráfico se mantendrá restringido hasta el día jueves.

Durante el día trabajan las máquinas y en la noche se abre el tráfico para que las gandolas que transportan combustible, carbón y mercancías del comercio internacional puedan llegar a su destino.

Llegó la gasolina

Este martes, las estaciones de servicio del eje San Antonio-Ureña tenían combustible y despacharon con normalidad a los usuarios, ya que las cisternas que no lograron pasar por la carretera de El Vallado, lo hicieron por la vía San Antonio-Peracal-Capacho.

Se estima que por la vía Ureña-El Vallado-Colón transitan diariamente unas 500 gandolas, que movilizan hidrocarburos, carga del comercio binacional y carbón del Departamento Norte de Santander hacia los puertos de La Ceiba y Maracaibo.
A la altura de la alcabala de El Trailer, en Aguas Calientes (Ureña), así como en la alcabala de El Vallado, este martes se encontraba gran cantidad de gandolas esperando que abrieran paso.

El alcalde, Nelson Becerra, dijo que la vía Ureña-El Vallado-San Pedro del Río es una Troncal que por ley debe ser atendida por la Gobernación del estado Táchira, pero ante la indiferencia de la actual administración regional, que durante dos años de gestión la ha mantenido abandonada, la alcaldía de Ureña ha asumido la responsabilidad, a fin de restituir el paso.

Son tres puntos críticos los que se están atendiendo. En primera instancia, se removió un derrumbe de tierra de gran magnitud que bloqueó toda la calzada; ahora se está ampliando la calzada en uno de los tramos afectados por la falla de borde. Allí se debe ensanchar la carretera, aproximadamente 3 metros hacia la montaña, y queda pendiente otra falla de borde, donde también se hace necesario ampliar la vía hacia la montaña, para garantizar, sin riesgo, el paso de vehículos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada