martes, 12 de abril de 2011

El 11 de abril sigue latente en el corazón de los venezolanos



Los hechos ocurridos la fatídica tarde de abril han marcado pauta en la historia de nuestro país, ya que los ojos del mundo han estado puestos en esta masacre provocada por sectores de ultraderecha en busca de obtener el poder bajo cualquier precio y en contra del pueblo.

El jueves 11 de abril del 2002 un grupo de personas de la ultraderecha que se concentraban desde hacía varios días en la sede de PDVSA, en Chuao, decidieron emprender una marcha con dirección Parque del Este hasta su punto de concentración en Pdvsa-Chuao, drásticamente al llegar al lugar la marcha cambió su rumbo al Palacio de Miraflores.

Ante este anuncio y los constantes llamados a derrocar al presidente Chávez, militantes bolivarianos se encontraban apostados pacíficamente en las afueras de Miraflores, dispuestos a defender la Revolución Bolivariana.

Los enfrentamientos en las cercanías al Liceo Fermín Toro no se hicieron esperar, manifestantes de la oposición, Policía Metropolitana y Guardia Nacional, en un intento por llegar a la casa de Gobierno dan inicio a la ola de violencia ocurrida el 11A.

Esta fecha quedó grabada en el corazón de todos los venezolanos, cuando un grupo de personas inescrupulosas disparó indiscriminadamente hacia un puñado de gente, que simplemente salió a la calle pacíficamente a defender su ideología política.

Mientras el pueblo era masacrado en Puente Llaguno, medios de comunicación privados limitaron a la población a observar la realidad editada en los centros de prensa privados, que empañaba la vivida en las calles de nuestra Capital.

Parte de los “hechos” que los medios de la contrarrevolución difundieron, fue de un vídeo en el que se presentan a "decenas" de personas (denominados "pistoleros de Puente Llaguno") accionando armas de fuego, calificándolos como los perpetradores de una masacre, por supuestamente disparar a la manifestación que pasaba por debajo del puente.

Gracias a los vídeos de personas aficionadas, fotógrafos y documentalistas, los venezolanos pudieron palpar la realidad de los sucesos ocurridos en Puente Llaguno aquél jueves, los supuestos "pistoleros" se defendían de los disparos a mansalva de la Policía Metropolitana a cargo para entonces del alcalde Alfredo Peña.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada